¿Sabes cómo cuidar de tus ojos?

La higiene y el cuidado personal es algo indispensable para la mayoría de nosotros/as, prestando especial atención a nuestro cuerpo y a nuestro rostro. Sin embargo, los ojos suelen ser los grandes olvidados porque creemos que no es necesario limpiarlos de una manera especial. ¡Nada más alejado de la realidad! Son una parte de nuestro cuerpo que necesita mucha atención y más aún si utilizas  lentes de contacto , eres alérgico/a o tienes alguna afección o sensibilidad ocular. 

Además de revisar nuestra vista anualmente y cuidarnos de las exposiciones a la luz solar o luces demasiado intensas, un cuidado frecuente de nuestros ojos nos permitirá disfrutar de una mayor salud ocular. 

¿Quieres saber por dónde empezar? ¡No te preocupes! Nosotros te recomendamos distintos productos adaptados a tus necesidades.

Cuida de tus lentillas

Si utilizas lentes de contacto diariamente, estarás acostumbrado o acostumbrada a llevar un cuidado diario de ellas. Ia cuenta con soluciones únicas de última generación con y sin ácido hialurónico para el cuidado seguro y perfecto de tus lentillas.

Sigue estos pasos para garantizarte la mejor higiene y cuidado de tus lentillas lo que repercutirá en la salud de tus ojos.

Lávate las manos

Antes de tocarte los ojos, las lentillas o el estuche, lávate siempre las manos con jabón (preferiblemente un jabón líquido no perfumado y antibacteriano). Luego aclárate las manos y sécalas con una toalla que no suelte pelusas.

Quita tus lentillas del ojo 

Comienza siempre con el mismo ojo cuando te pongas y te quites las lentillas. De esta forma no te confundirás. 

Limpia y desinfecta tus lentillas

Rellena cada cámara de tu estuche de lentillas con solución única Ia para lentillas blandas o desechables. Limpia siempre tus lentillas inmediatamente después de retirarlas.

Coloca las lentillas en la palma de tu mano, limpia y seca. Aplica algunas gotas de solución única Ia  sobre la lentillas y  con un dedo, frótala ligeramente en la palma de la mano para limpiar las superficies. Enjuaga la lentilla con unas pocas gotas más de la solución única prescrita.

 Coloca la lentilla dentro del estuche limpio. Repite este proceso con tu otra lentilla. Con ello conseguiremos desinfectarlas y eliminar los acúmulos de proteínas en la lente y poder usarlas al día siguiente de la mejor manera posible.

Esto debería ser suficiente para cuidar la higiene y asepsia  de tus lentillas. Sin embargo, si sufres de sequedad en los ojos, o quieres ir un paso más allá, te recomendamos probar nuestra solución única con ácido hialurónico. Se trata de la solución única mejor y más completa que ofrecemos ya que, además de proporcionarte todo lo anteriormente mencionado, te asegura una completa y prolongada hidratación ocular sin provocar reacciones alérgicas. Está recomendada para todo tipo de personas que deseen mantener la humectación prolongada de sus lentillas y un mayor confort ocular.

El ácido hialurónico es un componente que generamos naturalmente, el cual favorece la hidratación y humectación celular debido a su capacidad de atraer y retener el agua. Por ello es un perfecto sustituto como lágrima artificial y puede ayudar a resolver la sequedad ocular, ya sea por alguna patología o por factores del entorno. Además, al tener propiedades antiinflamatorias, está indicado en tratamientos para infecciones víricas o bacterianas, como puede ser contraer una conjuntivitis o la aparición de un orzuelo. 

Ambas opciones cuentan con ingredientes de máxima calidad, por lo que las dos son alternativas correctas, ¡solo tienes que descubrir cuál se adapta mejor a ti!

No te olvides del cuidado de tus gafas

Tus ojos necesitan descansar, por eso es recomendable alternar el uso de lentes de contacto con unas gafas graduadas. Sin embargo, estas también necesitan de cuidados diarios para que los cristales no se ensucien. Mantenerlos limpios hará que fuerces menos la vista y que el desgaste que sufra tus ojos sea menor. 

Para ello, en interapothek contamos con este Limpiagafas en Spray compatible con cualquier tipo de cristal – ya sea orgánico, mineral o de policarbonato. Con ayuda de la gamuza que incluye, limpia tus cristales de manera minuciosa para un acabado impecable. Además, no tienes que esperar a llegar a casa para hacerlo, podrás transportar el spray con su gamuza a donde quiera que vayas. 

Ahora que ya sabes qué productos ofrecemos para ayudarte a cuidar de tus ojos, solo hace falta que incluyas estos sencillos pasos en tu rutina de cuidado diario. No supondrá más que unos minutos de tu día, así que, ¿a qué estás esperando? ¡Disfruta ya de una mayor salud ocular!

0 Comment

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.