Trucos para conocer tu pelo

Todos parecemos tener claro qué tipo de cabello tenemos, pero… ¿seguro que es su tipo y no un estado pasajero? Conocerlo nos ayuda a utilizar los productos adecuados, ahorrar en los que no necesitamos y lucir un cabello bonito y sano. ¡Te ayudamos con algunos trucos!

  1. GRUESO O FINO: si el grosor de tu coleta varía de la mitad hacia el final, tu cabello tiende a ser fino.. También si sujetándolo hacia arriba, a modo de pincel, a 4 cm de las puntas, éste se dobla en lugar de mantenerse erguido. Notarás que además se desliza muy fácilmente al deshacerte un moño o coleta.
  2. GRASO O SECO: la mejor técnica es por eliminación, Aunque no lo creas, un cabello sano y “normal” siempre luce suave al tacto y con su brillo natural, con una higiene normal de días alternos, y sin necesidad de productos acondicionadores. Si tu cabello solo responde a estas características si usas estos productos, tu cabello es seco o está permanentemente castigado por coloraciones, exceso de tratamientos, planchas o secadores.
  3. CAÍDA NORMAL O EXCESIVA: el pelo cae naturalmente para regenerarse. Entre 50 y 100 cabellos por día. Obviamente, no vas a contarlos, pero nadie mejor que tú controla la cantidad de pelo que pierdes al cepillarlo a diario. Lo hace en mayor medida en los cambios de estación, especialmente en primavera y otoño. Cualquier desviación de esta tendencia (mayor caída o fuera de estas épocas de regeneración masiva), se debe a otros factores que has de detectar y por supuesto, tratar: estrés, mala alimentación, enfermedad, parto… Hay muchas causas y conocerlas es vital para apoyar debidamente el tratamiento capilar.

Y ahora que ya conoces un poco más tu pelo… ¿Qué tal si echamos un vistazo a los productos más adecuados para el tuyo?

No te pierdas nuestro próximo post con los productos perfectos para tu pelo y, sobre todo… ¡los que ya no necesitas!

 

0 Comment

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.