5 cuidados extra durante el embarazo

Cuidarse durante en el embarazo cobra, de repente, doble sentido. Y también de repente, todos tienen consejos para darte – amigos, médicos, compañeros de trabajo, familiares, hasta desconocidos…-  Pero que de verdad sepas cuidarte depende solo de ti, así que ahí van 6 frentes de cuidado que debes conocer.

  • Cambio de piel: seguro que ya te han dicho que estás “resplandeciente”. Eso se debe tanto a los cambios hormonales como a un “estiramiento” de tu piel que se prepara para alojar al bebé. Pero atenta, el mayor abastecimiento de sangre estimula la producción extra de grasa en el rostro y puede que experimentes cuadros de acné. Trátalo solo con productos de Farmacia y bien asesorada. Mientra,s la piel del cuerpo se reseca y resquebraja (peligro de estrías) por el estiramiento, aunque este segundo problema lo evitarás fácilmente si usas a diario Aceite de Almendras Dulces en todo el cuerpo.
  • Cabello y uñas: durante el embarazo, cabello y uñas tienden a fortalecerse y crecer más rápidos estimulados por las hormonas. Ahora bien, la fase de parto y post-parto producen los efectos contrarios. Reserva, por tanto, los cuidados extra para cuando eso suceda, sin descuidar su cuidado habitual. De ese modo afrontarán mejor los cambios posteriores.
  • Número de calzado: el exceso de líquido en el cuerpo puede producir hinchazón en los tobillos e incluso provocar usar una talla de calzado mayor. ¿UN TRUCO? Usar zapatos con el talon abierto de una talla más grande.
  • Articulaciones: durante el embarazo produces una hormona llamada relaxina, que relaja los ligamentos de tu cuerpo haciéndote menos estable y más propensa a lesionarte. Por ello, es fácil estirarse de más o lesionarse algún músculo, especialmente en las articulaciones de tu pelvis, en la parte baja de tu espalda y en las rodillas. Cuando hagas ejercicio o levantes objetos, hazlo lentamente y evita movimientos bruscos.
  • Preparación del nido: de manera instintiva, empezarás a preocuparte más por lo que te rodea como preparación para la llegada de tu bebé. ¿Un ejemplo claro? El estrés por la canastilla, especialmente en primerizas. ¿Qué me hace falta? ¿Qué no? ¡¡Me dejo algo seguro!! No te preocupes, por esto no. Nuestros farmacéuticos te asesoran y te ayudan a elaborar tu canastilla para que utilices solo lo necesario y no te dejes nada.

Y ahora, con la tranquilidad del cuidado y el consejo profesional, solo te queda lo más importante: disfrutarlo.

0 Comment

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.