7 infalibles contra los piojos

Con la vuelta al cole… ¡llegan ellos, los temibles piojos! Has probado mil productos y técnicas y… ¡nada! Hoy te damos 10 infalibles para que tus pequeños sólo se preocupen de aprender, jugar y ser felices. 

Tan importante como un buen producto es el conocimiento de la afección y su tratamiento. ¡Te lo contamos todo!

  1. APRENDE A DETECTARLOS: se contagian por contacto directo o compartiendo útiles de higiene capilar. Principalmente en el colegio… ¡pero también en casa! Alfombras, sofás, camas… ¡Atenta! ¿Síntoma infalible? El incómodo picor en la cabeza, que empeora con la irritación.
  2. ACTÚA: enseguida. Más eficaz y rápido que cualquier remedio casero es un champú y loción “pediculicida”. ¡Atención! Cómpralo sólo en tu Farmacia, se trata de un producto-medicamento. No te la juegues con los más pequeños. ¿Has probado los nuestros? El Pack Tratamiento incluye un set de útiles para acelerar su erradicación.
  3. TODOS A LA VEZ: aunque los niños están más expuestos, probablemente lo contagien al resto de la familia. ¡Todos a una! Revisa y, si los detectas, ¡actúa!
  4. HIGIENE: en paralelo al tratamiento, y para que sea efectivo y sin efecto rebote, lava también todo lo que haya estado en contacto con los portadores. Sábanas, toallas, fundas de sofá o alfombras en agua caliente. ¡Tranquila con las mascotas! Está demostrado que no son portadores ni via de contagio.
  5. DINÁMICA: eliminar a los piojos adultos es fácil con un buen producto, pero no las liendres o huevos. Deberás eliminarlos con un peine específico (incluido en nuestro tratamiento) y, si sospechas que puede haber más, un TRUCO: envuelve todo el cuero cabelludo con una bolsa de plástico y aplica calor con el secador. Eso precipitará su maduración y, por tanto, los eliminarás con la loción fácilmente.
  6. CASOS SEVEROS: si el problema persiste, consulta a tu pediatra, que te recetará en casos extremos algún medicamento más fuerte como Malatión, Lindano, Loción de alcohol Benzyl. Pero si puedes, evita medicar a los niños si no es estrictamente necesario.
  7. PREVENCIÓN: durante el tratamiento, evita que los niños entren en zona de contagio, como la escuela u otros portadores en casa, o el problema persistirá. Continúa con el tratamiento siguiendo las indicaciones y sin abandonar antes de tiempo.

¿Te resultan útiles estos consejos? ¿Quieres aportar alguno? ¡Te escuchamos!

0 Comment

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.