Test del Sueño: tu sueño a prueba

El sueño, ese jardín de las Hespérides a veces placentero, a veces oscuro e impenetrable y siempre necesario… Pero ¿sabes por qué? ¿Cuánto necesitas? ¿Qué ocurre si no lo haces? ¡Sigue nuestro Test!

Las personas nos regimos por ciclos; en ellos nuestro cuerpo va pautando lo que necesita: comer, hidratarse, descansar… Si bien es cierto que cada persona presenta los suyos propios, también lo es que todos necesitamos reparar el desgaste del día a día. Hasta ahí, vale. Pero… ¿qué más sabes? Sigue nuestro Test y… ¡entérate!

Sigue nuestro test y… ¡entérate

¿Cuántas veces al día sientes sueño?

  1. Una
  2. Dos
  3. Tres

Respuesta: Nuestro cuerpo está programado para 2 ciclos de descanso cada 24 hrs. Una de medianoche a las 7 am, y otra por la tarde, entre la 1 pm y las 4 pm.

A medida que crecemos, necesitamos menos sueño

  1. Verdadero
  2. Falso

Respuesta: Falso. Dormir poco o menos NO es un característica del desarrollo humano. Dormimos menos porque, al envejecer, todo nos afecta más: luz, ruido, dolor, enfermedad…

¿Qué grupo necesita unas 13 hrs. de sueño diarias?

  1. Niños pequeños
  2. Niños en edad escolar
  3. Adolescentes
  4. Adultos y mayores

Respuesta: Aunque varía en cada persona, los niños pequeños (de 3 a 6 años) necesitan 13 hrs. de sueño. Un bebé puede llegar a las 18 hrs., mientras que niños mayores (de 8 a 11) necesitan unas 10 u 11, un adolescente 9 y un adulto de 7 a 9.

La mitad del tiempo de sueño lo pasas soñando

  1. Verdadero
  2. Falso

Respuesta: Falso. Como media, sólo un 25% del tiempo estamos soñando, y por tanto en una fase más profunda del sueño.

No dormir lo suficiente…. ¡engorda!

  1. Verdadero
  2. Falso
Respuesta: ¡Verdadero! La falta de sueño hace que tu cuerpo se “sobre-esfuerce” para realizar las mismas tareas de siempre, por lo que sueles comer más de lo que necesitas, y acabas engordando.

Si pasas tiempo durmiendo menos de lo que necesitas, tu cuerpo ya no vuelve a dormir bien.

  1. Verdadero
  2. Falso

Respuesta: Falso. Simplemente, vas acumulando una “deuda de sueño”, que tu cuerpo se cobra cuando puede. Por eso muchos domingos como hoy… ¡se te pegan las sábanas! 🙂

 

 

0 Comment

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.