Contorno de ojos: ¿sí o no?

Siempre os damos consejos sobre cómo usar vuestros cosméticos, aplicarlos, aumentar su efectividad, conservarlos mejor, pero… ¿Y comprarlos? ¿Cómo acertar? ¿Cómo optimizar la compra? ¿Quién nos enseña a no comprar productos innecesarios?

¡IA sale al rescate! 
  • CONOCE TU PIEL: es más complicado de lo que parece. Aunque muchas llevamos tiempo con ella, escuchándola y aprendiendo… ¡la piel cambia! El mejor consejo, déjate asesorar por tu farmacéutico o tu esteticista. Recuerda: un buen cosmético mal diagnosticado es un mal cosmético. El peor.
  • IDENTIFICA LA NECESIDAD: tan importante es utilizar los adecuados como no utilizar los innecesarios. Si eres joven y sin problemas concretos, basta con buenos limpiadores, hidratantes preventivas y factor solar. Si tu piel es “experimentada”, apuesta también por los sueros. ¡Esencial!
  • INFÓRMATE: ¡para eso estamos! Muchas veces compramos por impulso, y eso estaría muy bien si nuestra piel no estuviera en juego. ¡Cuenta con nosotros!
  • BUSCA EL PRECIO JUSTO: lo sabéis mejor que nadie, más caro no implica mejor, necesariamente. Si no lo tienes claro, apuesta por los cosméticos de farmacia, que vienen con prescripción farmacéutica. ¡Fiabilidad, pero también precio!

UN ÚLTIMO CONSEJO, tal vez el mejor: si eres joven, menor de 25-30 años y tienes una piel normal (ni muy seca, ni especialmente fina): ¡no es necesario! Bastará como preventivo con que masajees la zona con tu crema habitual. No empieces demasiado pronto a utilizar según qué cosméticos o tu piel ya no podrá pasar sin ellos.

Las marcas, posiblemente, venderemos más… pero tendremos clientes infelices. ¡Y eso nunca!

0 Comment

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.